Etiquetas

Juego limpio para la energía

Juego limpio para la energía

Juego limpio para la energía

Con los ojos abiertos

No puedo entrar en materia sin dedicar estas primeras palabras a expresar mi absoluta conmoción por el trágico accidente ferroviario ocurrido en Santiago, transmitir mis condolencias a los familiares de los fallecidos, así como todo el ánimo y cariño en estos momentos para los heridos y las familias de los afectados.

Abordar el problema del abastecimiento energético es complejo y, a la vez, una cuestión estratégica para nuestro país. Por su complejidad resulta incomprensible que el gobierno esté tomando decisiones sin diálogo y contra muchos, contra el sector de las energías renovables, perjudicando a los consumidores, encareciendo el recibo en una media estimada del 20%, arruinando a productores… El gobierno tiene que reflexionar sobre las consecuencias de su política energética y rectificar.

El último decreto aprobado por Rajoy supone la puntilla para el sector de la energía fotovoltaica en nuestro país. Es un retroceso en los objetivos de eficiencia energética, en el desarrollo industrial y los avances en investigación del sector, también, desde el punto de vista medioambiental. Y es, además, un duro golpe para nuestra región, la que más apostó por la energía solar y la más perjudicada por esta decisión.

Miles y miles de personas afectadas porque el gobierno del PP ha decidido derogar las medidas que animaron a muchos pequeños inversores, a familias, a invertir su dinero en fotovoltaica, y que ahora ven como esa inversión se traduce automáticamente en deudas. Están generando una gran inseguridad jurídica, cambiando las reglas del juego a mitad y con efecto retroactivo. El gobierno ha decidido apostar por los grandes y dejar tirados a los pequeños productores de energía, incluso castigar a quien produce su propia electricidad para autoconsumo. Esta decisión acabará borrando el hasta hace poco pujante sector de las energías renovables y con él desaparecerá la posibilidad de reducir la dependencia energética de nuestro país.

La política energética del PP supone un ataque injusto para familias, autónomos y pymes, que apostaron y seguían apostando por este sector, pero que ven como se hacen inviables sus inversiones y como corren riesgo de perder los bienes que utilizaron para avalar las mismas (viviendas familiares, locales comerciales, nóminas…). Y no se trata de unos pocos implicados, se estima que las medidas que pretende aplicar el Gobierno de Rajoy pueden afectar a unas 30.000 personas directamente y a otras 20.000 de forma indirecta solo en nuestra comunidad autónoma.

El sector fotovoltaico en la Región de Murcia necesita que el gobierno del PP, con su presidente a la cabeza, les defienda y apoye. Deben presentar, de forma inmediata, un recurso de inconstitucionalidad ante esta injusta medida del gobierno del PP, tal y como hicieron por menor causa, lo que demostraría que para ellos la apuesta por las renovables no era solo un arma política. El PP tiene que decidir si posicionarse con los intereses que defiende el gobierno de Rajoy o con los intereses de la región, pues son incompatibles.

El sol es una fuente de riqueza natural en nuestra tierra, que permite atraer turismo y es símbolo de nuestra cultura. La producción de energía fotovoltaica fue vista también como una oportunidad, real y factible, sinónimo de independencia energética, de innovación, de creación de empleo y de mejora de la competitividad. Ahora se penaliza, se amenaza con la ruina, a todos los que apostaron por ello.

España y una parte importante del planeta tienen que dar respuesta a grandes retos, uno de ellos es nuestra dependencia de la importación de petróleo y gas natural, así como la desertización y otros problemas asociados al cambio climático. Un desafío estructural que no desaparecerá cuando lo haga la crisis. Como país teníamos que anticiparnos para conseguir una ventaja competitiva global, adaptarnos antes que otros a una situación que también les afectará y, por tanto, estaríamos en condiciones de ofrecerles soluciones. Sin embargo, el gobierno ha decidido que en fotovoltaica pasemos de ser un referente mundial a ser los últimos de la cola. Por eso decimos no y pedimos juego limpio, tenemos que parar una política energética que nos lleva, como en tantas otras cuestiones, años atrás.

1Comment

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies