Etiquetas

Un impulso digital para España

reindustrializacion

10 Jul Un impulso digital para España

Esta semana hemos estado trabajando para definir el modelo de economía digital que desde el PSOE propondremos para nuestro país en nuestro programa electoral.

Nos hemos reunido un grupo de una veintena de expertos del sector de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones y hemos compartido una jornada de trabajo en este sentido.

También esta misma semana he solicitado en el Congreso la comparecencia del Secretario de Estado de Telecomunicaciones. Esta comparecencia viene mandatada por la Ley General de Telecomunicaciones aprobada en mayo de 2014 y que establecía que al menos una vez al año, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, informaría al Parlamento sobre la adopción y cumplimiento de la Estrategia Nacional de Redes Ultrarrápidas y, en especial, sobre la evolución del despliegue de las redes ultrarrápidas y el cumplimiento de los objetivos de universalización de este servicio.

El Gobierno no está cumpliendo la ley, nada se sabe en cuanto a la Estrategia Nacional de Redes Ultrarrápidas a la que está obligado. España no se puede permitir un parón digital como el de los últimos cuatro años.

El consenso alcanzado en torno a la Ley de Telecomunicaciones establecía objetivos y actuaciones para garantizar la cohesión social y territorial, y es imprescindible que el gobierno cumpla con lo acordado en la Ley y convierta todo lo relacionado con la sociedad y la economía digital en una prioridad.

Los últimos datos muestran una clara desaceleración del crecimiento de hogares que tienen acceso a redes ultrarrápidas, lo que evidencia la falta de voluntad política del Gobierno para extender las redes digitales más avanzadas al conjunto de la ciudadanía, especialmente a los residentes en pequeñas poblaciones.

Esta brecha digital influye en el desarrollo de la industria más innovadora, en la productividad, en la generación de empleo de calidad y establece amplias desigualdades entre familias, regiones, áreas metropolitanas y zonas rurales, y empresas.

Al tiempo que he pedido la comparecencia del Secretario de Estado, desde el Grupo Parlamentario Socialista hemos registrado en el Congreso una Proposición no de Ley relativa al impulso de la Industria 4.0, que es la cuarta revolución industrial, impulsada ahora por el motor de la revolución que representan las tecnologías digitales, con base en Internet.

Los socialistas pedimos en esta PNL, entre otras medidas:

  • la puesta en marcha de nuevos programas de acción a la Industria 4.0.
  • Una Agenda de Inversión en infraestructuras de banda ultra-ancha y servicios de contenidos seguros y fiables para universalizar dicho servicio al final de la próxima legislatura.
  • Una educación y formación flexible y adaptada a las necesidades de una actividad económica en permanente evolución.
  • Favorecer la colaboración entre el sector educativo y el sector productivo mediante la implantación de mecanismos de transferencia del conocimiento bidireccionales, impulsar y fomentar la creatividad y la formación permanente mediante políticas activas de empleo;
  • así como impulsar una normativa estable que de confianza al inversor y garantice la competencia leal, además de la protección al consumidor.

 

El modelo económico alternativo del PSOE es un modelo cuyo eje central es la reindustrialización del país. Ello supone potenciar y facilitar la Industria 4.0. Sin duda la Estrategia Nacional de Redes Ultrarrápidas y la reducción de la brecha digital deben ser una vía hacia la cuarta revolución industrial que necesita nuestro país para una salida justa de la crisis y competir con el resto del mundo.

Hoy mismo Pedro Sánchez visitaba la planta de Volkswagen, en la localidad alemana de Wolfsburg, donde ha explicado que para el objetivo del PSOE es convertir a España en una potencia industrial, y para ello los socialistas vamos a desarrollar tres medidas: apostar por una Formación Profesional dual, para que los jóvenes trabajen y al mismo tiempo se formen en la empresa; apostar por la negociación colectiva y por el diálogo social por “el entendimiento entre trabajadores y los empresarios con mecanismos de codecisión y, finalmente, desarrollar una política industrial que invierta en Investigación, Desarrollo e Innovación, “una industria 4.0 que nos va a permitir ser más competitivos.

Sin commentarios

Comenta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies