Etiquetas

Soluciones factibles

Soluciones factibles

Artículo de opinión en el blog “Con los Ojos abiertos” de La Verdad de Murcia

Parece que vivimos tiempos de blanco o negro, sin espacio para las matizaciones. Tiempos rápidos, con noticias que nacen y mueren en horas. Apremia conseguir retuits, “me gustas” o visitas, también espacio en las tertulias. Titulares impactantes que esconden desarrollos alejados y decepcionantes funcionan. Y es que, en el supuesto tiempo de la llamada democratización de la comunicación, parece que también se ha democratizado la manipulación y la desinformación.

Parece lógico que en un tiempo complejo no sean suficientes las soluciones simplistas, son más acertados los argumentos de fondo que los argumentarios o eslóganes y, por supuesto, son imprescindibles las soluciones factibles.

En plena semana de dimes y diretes, de especulaciones en torno a la hipotética gran coalición, con el PP enredando y manipulando -no son los únicos-, afirmamos rotundamente, así lo hizo César Luena desde Murcia: “No, no y no”.

No vamos a pactar con un partido que no es capaz de ser ejemplar ante la corrupción, sino que, por el contrario, incide en tolerarla. No vamos a pactar para lavar la cara a nadie, y menos aún a los que han impuesto sus mayorías absolutas para cambiar el modelo social de nuestro país, beneficiando al 10% de la población frente al 90%. Han impuesto la peor reforma laboral, decretazos energéticos y sanitarios, prácticamente han eliminado la dependencia, recortado en becas y subido tasas universitarias, han ido contra la libertad de expresión en TVE y han vetado comparecencias, comisiones y debates. Decisiones políticas que han sufrido directamente millones de españoles, provocando más desigualdad y pobreza.

Los que han actuado así no tienen legitimidad para exigir nada al PSOE, somos un partido muy responsable pero los que han degenerado así nuestra democracia representan buena parte del problema, no la solución.

Después de tres años de Rajoy es imprescindible el cambio hacia una alternativa solvente. Para recuperar la dignidad de la política, por eso estamos siendo tan radicales en la limpieza democrática. Y liderando la transición económica hacia la modernidad que debe estar basada en un pilar: la democratización de la economía. Por eso, hemos propuesto construir juntos un nuevo contrato ciudadano que recupere nuestros derechos y garantías sociales, y que sea capaz de generar nuevas sinergias para los cambios institucionales y económicos que necesita España y, también, nuestra Región.

Proponemos una economía más democrática y participativa, que garantice de verdad la igualdad de oportunidades, el único crecimiento sostenible es el que va acompañado de mayor cohesión social, lo contrario de lo que ha sucedido. Algo que hace mucha falta en nuestra Región. Los socialistas queremos garantizar que la participación de empresas e individuos en el desarrollo económico no dependa de los buenos contactos que se tengan en la administración, sino del mérito, la capacidad, la creatividad y el esfuerzo. No habrá reindustrialización, una de nuestras prioridades, sin mejorar el capital humano. Y tampoco es posible la sostenibilidad energética y medioambiental, si no está ligada a sectores económicos de futuro.

Nuestra alternativa económica para España contempla una reforma fiscal estructural. Y eso implica hacer un sistema más sencillo, con menos deducciones, para dificultar que algunos se escapen sin pagar los impuestos que les corresponden, proponiendo, por ejemplo, que las grandes empresas tributen como mínimo al 15%.

Pero una economía más democrática es aquella que garantiza los equilibrios entre trabajadores y empresarios, por eso derogaremos la reforma laboral. Una reforma laboral que también ha devaluado los salarios en España, aumentando los llamados “trabajadores pobres”.

Estas son ideas para la transformación de nuestro país, pero tenemos que hacerlo sin olvidar dar respuesta en lo inmediato a los dramas sociales cotidianos. Entre otras iniciativas, está el programa garantía +45 para crear empleo entre la población de más de 45 años parada y sin prestaciones, la llamada generación olvidada, o la propuesta de restructuración de deuda de familias y autónomos sobreendeudados, o el pacto contra la pobreza infantil.

Objetivos ambiciosos pero realistas para una situación que en nuestra Región es fruto de 20 años de monopartidismo que la ha llevado a la ruina, demostrando a la vez una falta de ejemplaridad sin parangón en las instituciones.

Frente al monopartidismo popular, en el PSOE de la Región de la Murcia estamos afanados en hacer un proyecto alternativo y solvente para los murcianos. Un proyecto autónomo pero integrador, sumando a quien sueñe con una Región más prospera, ética y justa socialmente. Nuestra tierra necesita un cambio radical, pero seguro y solvente. La creatividad y el buen hacer deben regresar a la política regional, para anticipar el futuro y transformarlo.

1Comment

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies