Etiquetas

La Región se mueve

La Región se mueve

Os dejo mi último artículo publicado en La Verdad. La Región se mueve.

La Región de Murcia vive en un permanente “impasse” político, que no social. Los responsables políticos regionales no son capaces de actuar y generar ningún tipo de reacción positiva, de fijar objetivos y aún menos poner sobre la mesa actuaciones para conseguirlos. A los desastres en cuanto a la planificación estratégica –véase la gestión en torno al aeropuerto de Corvera– se suma la deficiente reacción ante los requerimientos de la sociedad murciana en muchos rincones de nuestra geografía. Una sociedad que sale a la calle más que nunca, para defender sus derechos y protestar por problemas que los gobernantes ignoran o simplemente desprecian.

En los últimos días, muchos vecinos y vecinas de Alcantarilla se han echado a la calle en varias ocasiones. Lo hacían alertados por los episodios de malos olores y, por lo que parece, de contaminación atmosférica. Se manifiestan por la preocupación que les causa, pero también por la indignación ante quienes intentan convencerles de que la situación es totalmente normal.

Los cargos públicos, representantes de la ciudadanía, no debemos olvidar nunca para qué estamos aquí: para tratar de mejorar la vida de las personas, para velar por ellas y defenderles, para darles seguridad y garantizar sus derechos y libertades. Por tanto, se trate solo de malos olores o estos vayan también acompañados de niveles de contaminación atmosférica que representen riesgos para la salud, los poderes públicos tienen que actuar, investigar las causas de las que deriva el problema y tratar de ponerle solución. En este mismo periódico se podía leer que los servicios de urgencias han atendido a ciudadanos con «picor de ojos, enrojecimiento, mareos, y angustia» y que incluso agentes de la policía han tenido que ser atendidos por intoxicación. En cambio, unas líneas más abajo se podía leer que para los responsables políticos de la comunidad todo sigue siendo normal. Lo normal ante esto es que la ciudadanía se indigne, y cada día más.

Al sur de la región, la ciudadanía de Cartagena ayer también se manifestaba para defender la continuidad del Hospital del Rosell, al cien por cien. Aunque la consejería mantenga que no cerrará el hospital para los vecinos y profesionales sanitarios ya llueve sobre mojado. Ya no es posible creer a los responsables del gobierno regional, en 2009 se comprometieron a no cerrar ningún servicio en el citado hospital y lo han incumplido. Y mientras tanto ya se notan las consecuencias del desmantelamiento del Rosell con importantes incrementos en los tiempos de las listas de espera: entre junio de 2012 y el mismo mes de 2013 se multiplicó por veinte el número de personas que superaban el tiempo máximo de espera para acceder a intervenciones quirúrgicas y casi 8.000 pacientes esperaban para acceder a una primera consulta de especialista. Pueden tratar de ocultar los recortes sanitarios pero no por mucho tiempo, pues son los ciudadanos, en primera persona, los que los sufren.

Y en la capital de la región, el pasado sábado pude acudir a una gran manifestación para exigir, una vez más, el soterramiento de las vías del tren coincidiendo con la llegada del AVE. Ya había estado con la plataforma Pro-Soterramiento de Murcia cuando nos visitó Rafa Simancas, portavoz de Fomento del PSOE, y también defendiendo el soterramiento en el congreso de los diputados. Resultaba llamativo que esta vez acudieran representantes políticos del Partido Popular, cuando hace poco sus diputados nacionales en el congreso votaron en contra de lo que ese día se reivindicaba en las calles de Murcia. Aunque, dejando a un lado la crítica, este hecho confirma que la movilización social sí provoca cambios, pues sin esta presión dudo mucho que el Partido Popular se hubiera planteado cambiar de posición con respecto al soterramiento. Los murcianos y los socialistas vamos a seguir reclamando que el AVE llegue soterrado, y vamos a estar muy vigilantes, pues muchos nos tememos que o ya llega así o los parches se harán eternos, tendremos una ciudad dividida por la vías del tren durante muchos años, décadas más.

La región de Murcia se mueve, hay muchos motivos para ello. Reivindicación social dentro y murcianismo fuera de la región, elementos clave para el futuro. Estoy convencida de ello y así lo practico como representante de los murcianos en Madrid: en temas de interés general para la región y, en este caso, también para la ciudad Murcia, tenemos que hacer región dentro pero también fuera. Somos una comunidad autónoma que casi pasa desapercibida y eso tiene que cambiar. Tenemos que hacer un esfuerzo para pesar más, lo que nos corresponde, porque se nos oiga más. Por lo menos tanto como nos merecemos, ni más ni menos.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies