Etiquetas

Limpieza democrática

17 Nov Limpieza democrática

Artículo de opinión en el blog “Con los Ojos abiertos” de La Verdad de Murcia.

El grado de corrupción alcanzado en nuestro país es bochornoso, un espectáculo que perjudica nuestra imagen, lastra nuestra economía y provoca grandes injusticias sociales. Que la Región de Murcia aparezca ligada a la corrupción me genera una profunda tristeza, solo me consuela transformarla en aún más ganas de cambiar nuestra tierra, de devolverle la dignidad y la decencia de sus gentes, también a la política.

Resulta una auténtica vergüenza nacional esta situación. Corrupción desde la política, que desde un punto de vista moral es la que más duele por el aprovechamiento desde lo público, pero también desde otros ámbitos implicados y cómplices, hay corruptos y, también, corruptores. Tramas, sistemas bien estudiados y métodos casi mafiosos. Mucho que cambiar y corregir.

Ante los indicios claros de corrupción solo cabe contundencia para garantizar la recuperación de la dignidad pública, la limpieza en política y en nuestro sistema democrático. En el PSOE lo tenemos meridianamente claro, y así estamos actuando, a riesgo de pecar por exceso, incluso de cometer injusticias, no esperamos ni un minuto ante casos de personas del partido acusadas de corrupción por claros indicios. La presunción de inocencia también es un derecho y, en caso de equivocarnos, reestableceremos el honor de esas personas, pero no permitiremos que la sombra de la duda se extienda. Todos no somos iguales.

Además de reaccionar con determinación es imprescindible atajar el problema de raíz. Poner medidas de control y transparencia que eviten el daño, sea económico, social o moral. Nuestra aprobada Declaración de Valencia recoge propuestas de regeneración y de lucha contra la corrupción. Concreción y acción. Aborda desde modificaciones del Código Penal, con creación de nuevos delitos y el endurecimiento de otros, hasta la reforma de leyes para dar más poder y eficacia al sistema jurídico, además de más medios. También en la ley de contratos públicos para hacérselo más difícil a quienes están dispuestos a corromperse. Son muchas más, son accesibles.

En el Foro Ciudadano sobre Limpieza y Calidad democrática ya estuvimos debatiendo con expertos y con la ciudadanía medidas para combatir la corrupción. Te invito a que le eches un vistazo a estas interesantes intervenciones.

Propuestas sí, apoyaremos las de cualquier otro grupo político que consideremos adecuadas. Pero el PSOE no va a negociar ningún tipo de medida para lavar la cara al PP ni al Gobierno, lo primero que tienen que hacer es dar ejemplo y limpiar su casa. Un partido y un presidente envueltos en sobres y pagos en B que apuntan a una presunta financiación ilegal de su formación y sus líderes. Tienen mayoría absoluta, si quieren luchar contra la corrupción que lo demuestren. Dudo que quieran y que puedan. La salida de prisión de Jaume Matas evidencia que el sistema tiene grandes defectos y que algunos los aprovechan.

Sobre la corrupción siempre tendremos que estar vigilantes, pero hay una gran diferencia entre tener garbanzos negros o haber generado un ecosistema que es un caldo de cultivo perfecto para que surja. La expansión urbanística a raíz de la Ley del Suelo de Aznar y su aplicación en la Región de Murcia, que permitió el crecimiento desmedido, también constituyó un modelo de especulación. Estoy convencida de que muchos de los que se dedican a la política, en numerosos casos sin cobrar, ejercieron de acuerdo solo y exclusivamente con los intereses generales de nuestros vecinos, pero resulta evidente que demasiados utilizaron su posición para realizar acciones y obtener beneficios ilegales e inmorales. Un modelo que ha condenado a miles de personas al paro, pues los que diseñaron este modelo para llenarse los bolsillos ahora están más preocupados por cómo escapar de la justicia que de cómo sacar a la Región de donde la han metido.

Si fue duro pelear y denunciar lo que sucedía, llevando la corrupción a la justicia, más nos duele que el tiempo y los datos nos den la razón. Casi nadie lo hizo entonces. Es evidente que se trata del modelo, tomes el dato o el indicador que tomes, económico, social o de calidad democrática. Ejemplo, el índice de trasparencia, en el que la Región de Murcia ocupa la última posición, según Transparencia Internacional. Y esto es lo que tenemos y vamos a cambiar con determinación absoluta tras mayo de 2015.

Pero no es el único clima en el que la corrupción echa raíces fácilmente. Las privatizaciones de servicios públicos también dan pie a la proliferación de corruptelas. Y es que, resulta curioso ver a políticos de derechas, liberales, sostenidos por lo público y por mamandurrias –que diría Esperanza Aguirre, liberal declarada–, o deseando gobernar, no solo para acabar con servicios, sino para que los servicios públicos, sostenidos con dinero público, los gestionen empresas privadas. El mundo al revés.

No quiero terminar sin reivindicar a todas las personas que luchan o lucharon contra la corrupción, especialmente en la Región, sean fiscales, jueces, policías, periodistas, políticos o imprescindibles ciudadanos. No somos pocos, muchísimos más que corruptos. Conozco a concejales que han sufrido amenazas por haber denunciado casos de corrupción, conozco a políticos que se partieron la cara para extirparla – muchos socialistas- ante las evidencias de que ésta existía. Seguro que no será noticia, no se viralizará en internet, pero a mí me reconforta y me da fuerzas para ejercer y pedir contundencia y valentía para defender la política, una política por y para la ciudadanía.

Actualización 17 de noviembre de 2014: El PSOE es el primer partido español que firma un convenio con Transparencia Internacional.

1Comentario

Comenta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies