Etiquetas

Habemus Plan Lorca

Habemus Plan Lorca

Habemus Plan Lorca

(Artículo publicado en La Verdad de Murcia, sección “Con los ojos abiertos”)

Ya han transcurrido dos años desde los terremotos de Lorca, 24 meses, más de 700 días desde el 11 de mayo de 2011. La magnitud de lo ocurrido, las consecuencias que aún sufre la ciudad y la reconstrucción pendiente siguen teniendo la misma importancia que el primer día, no podemos bajar la guardia ni relajar nuestro compromiso por recuperar lo que la acción de la naturaleza derrumbó en apenas unos segundos.

Vivimos tiempos complicados marcados por la crisis económica, una crisis que aún no hemos conseguido superar. Esto, entre otros motivos, hace que se mire con desconfianza hacia los gobiernos, los gestores de lo público, pues, desde la capacidad de decisión que ostentan no se consigue parar su agravamiento. Algo parecido ocurre con Lorca, tras dos años de los terremotos la ciudad sigue esperando respuestas urgentes. En encontrar soluciones todos tenemos que sumar, por eso detesto la confrontación en los temas importantes para la región, hay líneas que nunca se tenían que haber superado. Nunca se debió jugar con el Plan Lorca como bandera política del falso victimismo, estrategia repetida en esta y otras cuestiones por el PP.

Finalmente, tras un año y casi cinco meses en el Gobierno de España, “habemus Plan Lorca”, se le pueden poner muchos “peros”, en cualquier caso bienvenido sea tras el incomprensible retraso. Hace dos años, Valcárcel y Jódar exigían con vehemencia su aprobación, se afanaban en polémicas artificiales llevadas a los medios de comunicación en lugar de a las mesas de trabajo entre las tres administraciones, mientras el Gobierno de España aprobaba medidas y destinaba dinero a Lorca. Polémicas que, ahora sabemos, solo perseguían tapar la ineficacia y falta de sensibilidad en la administración regional, tapar que la Comunidad Autónoma actuaba como tapón ya que las ayudas quedaron “embalsadas”, hecho reconocido después por el gobierno de Rajoy en declaraciones, por escrito en respuestas oficiales al Congreso de los diputados y en las medidas que se vio obligado a aprobar para evitarlo.

El Plan Lorca presentado por el gobierno de Rajoy es insuficiente, mucho menos ambicioso que el que se exigía por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y el Ayuntamiento de Lorca –diseñado de forma unilateral, sin la participación del Gobierno de España- y que preveía la financiación de actuaciones por importe de 1.650,5 millones de euros. Con el nuevo Plan se contemplan una inversión total de casi 1.202 millones en el período 2011-2020, una cuarta parte menos. Cabe preguntarse si acaso ahora la ciudad no necesita lo que entonces reclamaban, si Lorca ya no merece todas aquellas exigencias o solo se trataba de hacer “oposición” al gobierno socialista desde el gobierno regional. Estas malas formas en política son un error que está costando caro a nuestra Región. La incoherencia de reducir las exigencias de inversión para Lorca requiere como mínimo una explicación, y no a la oposición sino a la ciudadanía.

La reconstrucción de Lorca debería de haber quedado siempre fuera de la confrontación política, de debates absurdos que se promovieron por parte de aquellos que no fueron capaces de dar respuesta de forma eficaz a las necesidades de la ciudadanía desde la que era y es su responsabilidad. Dos años después seguimos teniendo ejemplos, hace unos días conocimos que el 75% de los expedientes de ayudas al alquiler aprobados por la comisión mixta contienen incidencias que impiden que sean abonadas. Incomprensible cuando hablamos de ayudas a familias que perdieron su casa y que al mismo tiempo están pagando la hipoteca de una vivienda que no existe.

La Ciudad del Sol no está recibiendo la atención que merece, ni desde un punto de vista de inversión, como demuestran los dos últimos Presupuestos Generales del Estado, ni tampoco desde el apoyo político. Las principales autoridades de los gobiernos no acudieron a la presentación del plan ante los agentes sociales y económicos, ningún ministro del gobierno ni el presidente de la comunidad. Desde mayo de 2011 hasta que entró el gobierno de Rajoy la presencia y cercanía de Ministros, del delegado del gobierno y del comisionado de Lorca, encargados de resolver los problemas que surgieron en cada momento, fue una constante.

La situación de Lorca es cosa de todos, debería de ser una prioridad para el gobierno nacional y regional, por lo que pedimos que la Asamblea Regional dedicara un pleno monográfico a analizar la situación actual de la ciudad, las soluciones propuestas y buscar puntos de acuerdo para defender los intereses, no solo de Lorca, sino de toda la región. Significativo es que la mayoría absoluta del PP ya ha rechazado su celebración.

Deseo que el Plan Lorca sea de verdad y llegue a la ciudad. Por convicción y necesidad vuelvo a tender la mano a los representantes de la región para defender en Madrid, unidos, los intereses de los lorquinos, en el Congreso y donde haga falta.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies