Etiquetas

Delirios de grandeza

Delirios de grandeza

Con el comienzo de curso vuelvo a escribir cada quince días, los viernes, en el periódico regional La Verdad. En la sección Artículos de opinión de este blog están los últimos que he escrito tanto en este diario como en la revista El Siglo. Hoy os quiero dejar el último en el que explico como los Delirios de grandeza del PP en la Región de Murcia nos han llevado donde estamos.

Este fin de semana me decía una joven progresista que se nos oye poco a los socialistas, que nos quiere ver más en la tele, y en realidad eso queremos nosotros también. Que se escuchen nuestras propuestas y alternativas, aunque a veces es realmente dificil, no todos entendemos la democracia de la misma manera, ni la practicamos igual. Por eso publico aqui también los artículos que escribo y por las redes tratamos de decir siempre cuando hay algún lider del PSOE en los medios o se puede seguir un debate o un acto por Internet.

La realidad es que tengo la impresión de que cada día es más dificil comunicarnos contigo por determinados medios, así que cobra más importancia lo directo, la RED, y por eso ahí estamos todos, en los canales YouTube y en las redes sociales.

Os invito a seguir al PSOE y a los responsables, por ejemplo a Rubalcaba por la RED, en twitter: @_Rubalcaba_ o en el Facebook.

Os dejo el último artículo de la sección “con los ojos abiertos” de La Verdad.

Delirios de grandeza.

Pasan los meses y contemplamos, cada vez con mayor claridad, la desgracia que vive nuestra Región, nuestras gentes. Lejos de levantar cabeza aumentan las malas noticias y el deterioro económico y social. Es necesario que los murcianos analicemos nuestra realidad y a sus responsables para poder encontrar soluciones y salir de este agujero negro en el que estamos metidos. Nuestra Región necesita horizonte y, mientras, nuestros gobernantes están desaparecidos, nada se sabe de la que debería ser su principal ocupación. Estaban demasiado acostumbrados a culpar a otros y ahora, poco se les escucha decir, menos se les ve actuar.

Los niveles de paro siguen aumentando, incluso en agosto, más que en el resto de España; lo mismo sucede con la destrucción de empresas, pequeñas y medianas. En definitiva, los delirios de grandeza del modelo del PP nos han traído este presente que están sufriendo miles de murcianos.

Todavía está fresco en nuestra memoria el anuncio hecho por González-Pons sobre el inminente cierre de la 7 Región de Murcia y el posterior desmentido hecho por el propio Valcárcel. Bastaron unos días para que llegara la extraña forma de proceder en la que “sin cerrar” la tele regional se privatiza, eso sí, con varios centenares de trabajadores en el paro. Esta situación es el fracaso de un modelo de televisión ideado y puesto en marcha por el Partido Popular de la Región de Murcia, con el principal objetivo de mantener el férreo control comunicativo que siempre, desde el Gobierno Regional, han tratado de ejercer o ejercido sobre medios de comunicación. No es casualidad el momento en el que surge la idea de la 7RM, es justo tras perder las elecciones generales, cuando el gobierno socialista apuesta por un modelo de radio televisión española plural y de calidad, alejado de los tiempos de Urdaci, que han tardado tan solo unos meses en destruir de forma unilateral.

El PP necesitaba tener una televisión propia para poder crear ante los murcianos y murcianas un escenario paralelo a la realidad de nuestra tierra, manipulando y censurando. Un medio que diera publicidad y alabara su programa de gobierno, que maquillara sus vergüenzas, un medio donde se echara por tierra cualquier crítica, donde se atacara a los que no comulgan con sus políticas, a los que advertimos que el camino que llevábamos depararía en este futuro que hoy sufrimos. Un medio que no nació para lo más importante, lo que tenía que haber sido su principal objetivo: hacer Región, cubrir el espacio informativo regional, generar espacio audiovisual… hacer autonomía, de forma democrática y representativa.

Una televisión que despilfarró demasiado dinero público en retransmitir los partidos de la Champions League para así poder ofrecer al presidente Valcárcel espacios de máxima audiencia para dar mítines. Que gastó demasiado en dar cobijo a una serie de profesionales que habían perdido su espacio a nivel nacional, todos de su misma tendencia política, lejos de promocionar lo nuestro y a los buenos profesionales de aquí. Sólo hay que comparar con el modelo nacional que han dilapidado para ser capaces de hacer un análisis certero de la realidad comparada entre los modelos televisivos. No, en esto tampoco somos lo mismo.

La transparencia en la gestión de la 7 ha sido nula, quizás si conociéramos el detalle de los contratos que han existido durante estos años encontraríamos fácilmente las razones económicas que llevan a plantear su privatización. Al mismo tiempo es clave la recuperación del control de TVE llevada a cabo por el PP, como elefante en cacharrería, hecho que cierra un ciclo en el que La 7 deja de tener toda la utilidad para la que fue concebida.

Agosto ha evidenciado aún más la debilidad de los cimientos del proyecto popular en nuestra Región. La privatización de la 7 Región de Murcia es un ejemplo más del desmoronamiento de los sueños de grandeza de Valcárcel, un baño de realidad que van a pagar principalmente los trabajadores –a los que muestro mi apoyo y solidaridad- y no los que han malgestionado y derrochado tanto el dinero de todos. Podría continuar con el espectáculo bochornoso del caso LatBus y el “tarifazo”, con el vergonzoso cruce de acusaciones entre el gobierno de Valcárcel y de Cámara, para terminar este último culpando a la herencia socialista, tras 17 años de gobiernos populares. Esperpéntico, y, mientras, la ciudadanía, pagando precios desorbitados por el billete del autobús. Pagan cada vez más y más los mismos de siempre.

Demasiados delirios de grandeza han provocado un desgraciado presente. Sufrimos y vemos cómo nuestra Región se desmorona ante nosotros, sin respuesta alguna por parte de nuestros gobernantes, cómo los murcianos cada día tienen menos opciones y peor situación. Esta Región tiene que ser grande y, sobre todo, creo que puede llegar a serlo, pero esta vez sin delirios, por favor.

1Comment
  • Alfonso Peña Mari
    Posted at 22:17h, 16 Septiembre Responder

    Lo que cuentas de Murcia revela que el comportamiento del PP es similar en toda España. Se podría aplicar a Madrid con algunos matices.

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies